ESPERANDO QUE UN NIÑO SE COMPORTE COMO ADULTO

Convivir con niños no es una tarea fácil, en especial porque su línea de pensamiento no es igual al ya estandarizado modelo de un adulto y por ende; se deben de encontrar maneras y ejemplos para que puedan expresar sentimientos para los que aún no tienen palabras y saber interpretar respuestas más allá de lo que están externando en primera instancia.

Así pues, es una condición egoísta por parte de un adulto el esperar una respuesta que concuerde con su lógica, y así como hay historias fantasiosas de amor, un infante con argumentos y respuestas
estructuradas no existe.

Un mensaje a un niño, ya sea como mercado o de manera personal, tiene que ser extremadamente cuidadoso en que realmente sea comprendido por éste.

Es como el portugués. Se puede asumir que estamos entendiendo lo que se dice, pero en dos oraciones nos podemos perder por completo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s