UN ERROR TE CUESTA LA CREDIBILIDAD

Fue una lección que aprendí a la mala, y ahora con mi programador, retomamos el tema.

Un error ortográfico, una suma mal hecha, una gráfica mal puesta, un renglón que no coincide, un enlace que no funcione; es cuestión de cualquier detalle para que la gente descalifique la información que se está presentando, por más interesante o veraz que sea.

Berta González me lo insistía mucho al escribir en este blog.

Hay que tener mucho cuidado al presentar información, pero lo más importante es no mostrar algo que no has revisado por lo menos, una segunda vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s