LA CIVILIDAD TERMINA DONDE LA NECESIDAD COMIENZA

Es interesante el cambio conductual que tenemos dependiendo la situación en la que nos encontremos.

Un claro ejemplo es una calle principal sin tráfico vs la misma calle cuando es hora pico.

Cuando no hay muchos autos, tendemos a ser corteses, dejando pasar a otras personas y refrendamos el autoconcepto de que somos buenas personas.

Pero en el momento en el que nos encontramos atrapados en el tráfico, sucede lo inverso. Empezamos a buscar la manera de aventajar a los demás para poder salir antes, sin considerar el bien común; nuestra línea de pensamiento se transforma a obtener el beneficio de manera individual.

De igual manera, Roger Waters, ex integrante de Pink Floyd, hace mucha referencia en su disco “The Final Cut”, a “no tener recurso a la ley”, puesto a que el album es conceptualmente sobre la guerra, y en una situación de matar o morir, no hay acuerdo entre las personas.

La conclusión sería que buscamos en la mayoría de los casos mantener un autoconcepto de bondad y civilidad, pero si el ambiente no lo propicia, somos tan irracionales como cualquier otro ser vivo de este planeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s