HASTA DONDE UN TERMINO ES SUBJETIVO

Muchos han de conocer el ejercicio en el que a un grupo de personas se les pide que imaginen un perro y luego lo dibujen en un pedazo de papel.
Al terminar, todos muestran el dibujo que han hecho a los demás y se dan cuenta lo diferente que es la concepción de dicho animal.

Este ejercicio sirve para demostrar que aun cuando asumimos que estamos siendo claros en pedir algo, cada persona tiene una percepción diferente de la “misma” cosa.

Es por eso que cada vez más, se busca ser lo más claro posible y generar sistemas en el que no haya otro camino más que la meta a la que hay que llegar.

Las estrategias deben ser claras, medibles y concisas; es parte de la Dirección mantenerlas así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s