EL PUNTO DE QUIEBRE

El día de ayer vi en televisión un programa sobre la prueba a los soldados de la milicia Australiana para poder entrar a las fuerzas SAS, un grupo selecto de los mejores soldados para misiones especiales.

El tiempo de prueba son 15 días en los que aproximadamente 130 candidatos comienzan el examen, en el cual aproximadamente sólo el 5% logrará aprobar.

Durante el programa mostraban los retos físicos y mentales por los cuales hacían pasar a los soldados para ir poco a poco desgastando su condición física y mental.

Mucho ejercicio, poco sueño, entrevistas intimidatorias, llamar a los candidatos por un número, cero retroalimentación sobre su desempeño y pruebas diseñadas para parecer alcanzables siendo realmente imposibles, son la base de este entrenamiento para medir realmente la fuerza que tienen los aplicantes.

Dentro de la primera semana un 15% se rinde y de ahí en adelante día a día van saliendo más personas, hasta que faltando cinco días, el grupo se ha reducido a 20 solicitantes.

Otro punto es que no por terminar el periodo de prueba se garantiza que el candidato vaya a ser seleccionado.

Un infierno de 15 días para posiblemente recibir las gracias al final.

La reflexión de estos puntos es ¿En cuántas empresas tenemos situaciones en las que por una razón u otra, se están teniendo procesos en los que se está llevando al empleado al límite como en estas pruebas sin hacerlo de manera intencional?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s