EL RIESGO DE AHORRARSE CENTAVOS

Los recursos que tiene una empresa pueden tener nada más uno de dos fines: o son un gasto o una inversión.

El punto fino es poder tener la sensibilidad de clasificar de manera adecuada cada rubro.

Esta capacidad es algo que tanto se puede aprender en libros como se puede ir adquiriendo a través de los años y es una habilidad realmente escasa puesto a que incluye cometer errores, tener autocrítica y asumir responsabilidades sobre decisiones importantes.

Aún así, hay ciertas máximas que se tienen de inicio y la más importante es:

No ahorrar recursos en rubros que sean inversiones.

Una inversión te va a generar más recursos y no alimentar este tipo de situaciones es ir en detrimento de la empresa.

Por más que de inicio pudiera parecer que estás generando un ahorro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s