ES DECISION DEL DUEÑO

Especialmente en empresas familiares, uno de los mayores problemas es la delegación de tareas, puesto a que en cuestiones de importancia de medianas a grandes, el dueño es el que busca tomar la decisión.

Me tocó que hace poco la llegara una persona nueva al departamento de Recursos Humanos a la empresa en la que trabajo y organizó una junta para que los responsables de las diferentes áreas lo conociéramos y pudiéramos compartir nuestros puntos de vista.

A final de cuentas, la junta se terminó convirtiendo en el centro de quejas de los departamentos por diferentes cuestiones que no se han manejado bien dentro de la empresa.

Aún cuando esta persona, que viene fresca y con ganas de trabajar, llega con la mejor disposición de mejorar las cosas, a final de cuentas por más que él quiera mejorar algún proceso, si la ideología del dueño es diferente, no podrá hacer nada para que se de el cambio.

¿Qué se puede hacer para poder lograr un cambio de esta magnitud? Ser muy hábil y poco a poco encontrar la manera de demostrar que la iniciativa puede tener buenos resultados para convencer al dueño poco a poco y que pueda acceder.

El error esperado por los demás; es creer que después de haber hecho la queja, habrá un cambio en el corto plazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s