VALE LA PENA ENTRAR A UNA GUERRA DE PUBLICIDAD

Esta campaña se dio en León. Podrán observar que el gallardete de la parte de bajo es proselitismo para Miguel Márquez Márquez del PAN. Sin embargo, en la parte de arriba de la cabeza de la joven que aparece ahí, hay un globo de texto que lee “Yo también voy a votar por Bárbara” (candidata del partido de oposición (PRI)).

Y en cada poste donde hubiera un gallardete de la campaña de Miguel, se encontraba sobrepuesto ese globo en pro de Bárbara, aprovechando que en formato de toda la campaña del candidato del PAN aparecía algún joven.

Chistoso, sí; creativo, también ¿Lograría un mayor número de votos o que los votantes cambiaran su opinión? Esa sería la verdadera pregunta para justificar la inversión que se hizo.

Entrar en una guerra de publicidad puede llegar a ser hasta interesante para el mercado meta, ver cómo una empresa se pelea con otra y después de algún desplegado, esperar la   reacción que tendrá la contraparte puede generar cierta atención,  pero en la mayoría de los casos se pierde el fin principal de hacer una inversión en medios; lograr revolucionar las ventas de una empresa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s