EL PROVEEDOR COMO SOLUCION A PROBLEMAS

El punto de tener un proveedor es que tu trabajo sea más fácil y que te puedas enfocar a otras cosas.

Si tienes un proveedor que está siendo un dolor de cabeza más que una solución (salvo que sea el único), cámbialo.

Si bien no tienes que decirle en la cara que ya no lo vas a requerir, deja de pedirle sus productos/servicios y consigue a alguien más. Así no te cierras la puerta por si en el futuro necesitas algo urgente y por lo general hay varios esperando una oportunidad de apoyarte de una mejor manera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s