CUANDO SE ACABA, SE ACABA

Siempre lucha para que las cosas funcionen y deja el alma para sacar adelante tus metas.

Pero cuando se acabó, no hay vuelta atrás.

Por eso hay que aprovechar las oportunidades que se te presentan día a día, para que si llega el fracaso, no haya sido por falta de disposición o no haber hecho lo que realmente pudimos.

Cuando no logramos nuestras metas es cuando más apreciamos el valor de la misma  y ahí es donde nos pesa el costo de oportunidad.

Cuando quieras/tengas algo, considera qué repercusiones habrá si lo pierdes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s