CUIDANDO TU INVERSION

¿Alguna vez has llevado tu coche a un tallercito porque es más barato? ¿Haz dejado de darle mantenimiento a tu cisterna porque sale caro? O ¿Le metes refacciones usadas o de mala calidad a tus aparatos eléctricos?

Esas malas costumbres se ven reflejadas en tu persona y en tu trabajo también.

Si tuvieras un Ferrari ¿Lo llevarías a un changarro? Si tuvieras un piano ¿Dejarías que lo afinara cualquier persona?

Ya no hablemos de equipos médicos o una imprenta.

Las inversiones fuertes hay que cuidarlas y mantenerlas para que continúen siendo valiosas, el peor error es asumir que se hará sólo una única inversión que durará el resto de la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s