HIPNOTIZANDO A TU CLIENTE

¿Pagarías por ver a una persona mover cosas de un lado a otro? ¿O por ver un montón de pequeños robots cantando al mismo tiempo?

Es lo que sucede cuando asistes a un show de magia o al ir a Disneylandia, y además no sólo pagas por ésto sino que en la mayoría de los casos, estarías dispuesto a volver a hacerlo.

¿Por qué pagar por algo que aparenta ser tan absurdo?

La clave es preparar al cliente y generar la atmósfera para que entre en ese estado de euforia/magia/alegría/melancolía/etc. y que lo importante no sea tal cual lo que se le está ofreciendo, sino la idea que está recibiendo algo más allá de lo tangible.

El resultado: El cliente baja la guardia y deja que el concepto lo envuelva para disfrutar más el momento.

Atrás de cada producto procura generar una gran historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s