AUMENTANDO LA EXPECTATIVA

Parte de las curiosidades de casarse con una persona es que a través del tiempo, han estado juntos y en ciertos casos, hasta han tenido la oportunidad de vivir en un mismo lugar.

Sin embargo, el problema viene en cuanto llega el gran día y firmas el papel o sales del templo.

Los problemas maritales comienzan porque la expectativa que tienes de tu ahora esposo/esposa son mayores por el constructo que has ido generando desde temprana edad,  el cual es la base de la expectativa que tienes de tu ahora pareja formal.

Porque a final de cuentas, cuando eran novios, eran justamente eso, novios. Etiqueta de una relación más formal que amigos pero que a final de cuentas, te da la oportunidad de desafanarte de la situación en caso de que así lo desees.

El  puro hecho de haber formalizado tu relación ante la iglesia/gobierno ahora te genera una mayor expectativa sobre la misma persona que ha sido tu pareja siempre y por ende, comienza a haber insatisfacción por parte de la otra persona.

Y justo aquí es donde empeza a tener que haber muchísima comunicación para que la relación sobreviva.

Algo similar sucede cuando publicitas algo sobre tu negocio que a final de cuentas no vas a poder cumplir y la expectativa de tu consumidor cae todavía más.

El problema es que hablar con tu cliente post decepción para que te de otra oportunidad es todavía más complicado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s